TESTIMONIOS | Cesar Mendocilla

"Antes no tenía conocimiento de la importancia y el poder que hay en los pensamientos y en nuestras palabras. Ni siquiera estaba consciente que mi mente estaba llena de pensamientos negativos y limitantes porque estaba acostumbrada a ellos, eran parte de mí y eso era normal. Me sentía como una maquinita de producción que no tenía vida, ni emociones y nada era más importante que producir y tratar de generar dinero. Toda mi atención y mis energías estaban puestas en las dificultades, en mis limitaciones. No tenía claro mi objetivo, no tenía un camino por donde andar hacia mi meta y eso me generaba angustia, stress y mucho miedo. Mi vida estaba llena de excusas, malos hábitos y creencias que me maltrataban emocionalmente.

Ahora mi vida tiene un antes y un después. Lo digo con emoción, alegría y mucho agradecimiento, me convertí en una mujer nueva. Aprendí a conectarme conmigo misma, con mi ser, mi corazón y mi alma para saber quién soy y en quién me quiero convertir para preparar un proyecto de vida en lo personal, empresarial, espiritual, con metas grandes, divididas en metas más pequeñas para ir logrando las cosas poco a poco. Ya no tengo una mente rígida, soy flexible y estoy abierta a los cambios necesarios para pasar de una vida ordinaria a una vida extraordinaria. Me encanta soñar y explotar esa maquinita maravillosa que es nuestra mente donde con nuestra imaginación podemos hacer nuestros sueños una realidad. Liberé mi corazón de resentimientos para llenarlo de gozo, paz y amor porque lo que hay en mi corazón, así es mi mente. He destruido varios paradigmas: Me he abierto al mundo de la tecnología, entreno en un gimnasio, y manejo mis pensamientos para bien.

Me siento maravillosamente bien, me convertí en ¡UNA EMPRESARIA EXITOSA, SOLTERA Y QUE LOGRA LO QUE SE PROPONE! Soy responsable de todo lo bueno o malo que suceda en mi vida. Tengo sueños, proyectos y voy tras ellos con ilusión, alegría, confianza, seguridad, entusiasmo y mucho amor.

Cuando los cambios vienen de adentro, lo que se ve por fuera es lindo. Muchos amigos y familiares me ven diferente y me dicen que mis ojos brillan, que se me ve muy bien, que emano alegría y energía y eso me encanta. Mi relación con mis hijos ha mejorado y mi actitud ante mis problemas y dificultades ya no es de tragedia. Lo que no está en mis manos cambiar, lo acepto y lo dejo ir. Lo que sí está en mis manos cambiar, asumo la responsabilidad y trabajo en ello.

Conocí a César Mendocilla cuando empecé a trabajar con él y fueron dos o tres reuniones suficientes para saber que estaba con la persona indicada y en la que podía confiar a ojos cerrados. Tengo bastante tiempo trabajando con él y sigue siendo la misma persona respetuosa de mis emociones, de mi sentir, de mis debilidades y con mucha sabiduría y conocimiento me ha guiado de donde estaba hasta donde estoy y con él voy por más".


Elsa Dávila
Gerente
Los Dulces de Elsa


"Antes no tomaba decisiones y tenía mucho miedo en hacer las cosas por mi cuenta. Estaba muy desordenado en mis "planes". Tenía mucho de miedo de saber cómo iba a ser el programa, de que quizás no avance en mis proyectos, de que las cosas no vayan bien.

Ahora he podido tomar muchas decisiones por mi cuenta, he podido avanzar con mi negocio más de lo que esperaba, he podido reforzar mi confianza progresivamente. Me siento emocionado y con ganas de seguir progresando en mi negocio y mi persona. En general tengo planes que quiero cumplirlos y los veo posibles. Tengo muchas ideas que puedo realizar y las estoy intentando de realizar. Estoy más feliz y con más energía porque tengo una dirección.

Me gustan mucho las reuniones y las tareas que debo de realizar día a día, es difícil de cumplir todo a veces, pero vale la pena".


Bruno Garro
CEO
Quartz Emporium

WhatsApp chat